¿Sobreviviendo al progreso?

Hoy comparto el documental  “Surviving Progress” de Mathieu Roy y Harold Crooks y la producción ejecutiva de Martin Scorsese.

A lo largo del documental se contrapone las dos perspectivas sobre el buen progreso y el mal progreso, y como lo que para uno es el buen progreso no lo es para el otro.

Sin lugar a dudas para mi el progreso es el de crear un vida responsable con el planeta tierra. Para otros el progreso es irse a otro planeta porque nada se puede hacer por este planeta. La verdad que me decepciono en parte  la aportación al documental del gran científico Stephen Hawking, que piensa que el progreso del ser humano es expandirse fuera del planeta tierra…para mi eso es una mentalidad lineal…me temo que para llegar a eso antes tendremos que solucionar los problemas y retos a los que tenemos que enfrentarnos la sociedad en las próximas décadas, sin duda un reto para la humanidad.

La realidad es que nuestro planeta tiene unos limites físicos pero parece ser que el progreso intenta sobrepasarlos confiando en la tecnología para seguir manteniendo una maquina o modelo de crecimiento socioeconómico basado en el consumismo, el mercantilismo productivista “convencional” del siglo XX…es decir la misma esencia, seguir creciendo, seguir hablando del crecimiento basado en el consumo…más de lo mismo, pero más moderno,  quizás más eco…pero seguimos manteniendo el mismo statu quo, el inmovilismo a un modelo. En el documento se comenta que el ser humano en 50 mil años apenas ha variado su cerebro y que la mayor parte del cerebro humano es un cerebro primitivo…lo que hace que nuestro cerebro no sea muy diferente al de un chimpance. La gran diferencia es el mayor desarrollo del neocortex que nos ha habilitado para preguntamos el por qué de las cosas, lo que nos ha hecho evolucionar tecnológica y científicamente pero no evolutivamente como seres humanos. He aquí la gran brecha entre el desarrollo humano y el desarrollo tecnológico, uno es interno en el ser humano otro es externo.

“Sobreviviendo al Progreso” presenta la historia del avance humano como un arma de doble filo: el riesgo de controlar el software del siglo XXI – nuestros conocimientos – con el hardware antiguo de nuestro cerebro de primate que no ha sido mejorado en 50.000 años. Producido por Martin Scorsese, este fabuloso documental nos acerca las opiniones de destacados pensadores como Ronald Wright, Stephen Hawking, Craig Venter, Jane Goodall y muestra sorprendentes imágenes de lo que el progreso significa. El reto es demostrar que hacer a los primates más listos no significará el fin de la evolución.

Os facilito el trailer oficial, la verdad que es un documental muy recomendable de ver y del que posteriormente debatir como me ocurrió personalmente tomando unas cañas ;)

Trailer “Sobreviviendo al Progreso”

Aquí tenéis el documental completo. Lo único que esta en inglés y sin subtítulos…tuve la suerte de verlo subtitulada que al menos puedes enterarte 100% supongo que con el tiempo estará subtitulada, paciencia!  ;)
En relación al contenido del documental, os comparto los pensamientos de Elisabet Sahtouris quien ya ha realizado varias charlas en los eventos TED, que son toda una fuente de inspiración e ideas de cambio.

Tras la proyección del documento la bióloga evolutiva, futurista, autora y cooperadora de organizaciones,  nos muestra su punto de vista sobre el proceso de transición que esta experimentando la especie humana en la actualidad. Este recorrido evolutivo desde la fase de juventud hasta alcanzar la madurez adquiere, a su lado, un nuevo y revelador significado.

Al mismo tiempo, introduce un concepto cada vez más necesario en nuestra sociedad, la cooperación. En la era de las grandes tecnologías, donde la comunicación no entiende de fronteras y lo global se convierte en local, o dicho de otro modo, glocal, la mejor opción para vivir en comunidad es aplicando esta mentalidad de equipo. La cooperación, según la Dra. Elisabet Sahtouris se puede observar en distintos ámbitos, pero sobretodo aparece durante los procesos de crisis.

Una vez más, la palabra crisis adquiere esta connotación positivista que nos lleva a madurar como especie. A partir de aquí, sólo hace falta saber aprovechar estas oportunidades que se nos presentan para, cómo dice nuestra experta, “hacer que la vida sea mejor para todo el mundo”.

Destaco  un punto importante que comenta sobre un concepto cada vez más necesario en nuestra sociedad, la cooperación. En la era de las grandes tecnologías, donde la comunicación no entiende de fronteras y lo global se convierte en local, o dicho de otro modo, glocal, la mejor opción para vivir en comunidad es aplicando esta mentalidad de equipo. La cooperación, según la Dra. Elisabet Sahtouris se puede observar en distintos ámbitos, pero sobretodo aparece durante los procesos de crisis.
Una vez más, la palabra crisis adquiere esta connotación positivista que nos lleva a madurar como especie. A partir de aquí, sólo hace falta saber aprovechar estas oportunidades que se nos presentan para, cómo dice nuestra experta, “hacer que la vida sea mejor para todo el mundo”.

Y ahora llegados a este punto para aquellos que se sientan con más ganas de leer sobre este tema y quieran profundizar más sobre lo que piensa esta fantástica mujer, os facilito esta entrevista realizada por la revista “namaste”

Por mi parte os facilito unos cuentos extractos de la entrevista. Espero lo sigáis disfrutando :)

Podemos aprender a ver la crisis como algo que celebrar, como una oportunidad para hacer las cosas de otra manera – entonces, nuestro espíritu se elevará, se alegrará, empezaremos a dar soluciones, en lugar de sólo sentir que estamos oprimidos por los problemas.

 (…)

Tenemos una crisis porque no vemos al planeta como algo vivo y generoso… cosa que casi todas las culturas humanas han reconocido. ¡La Gran Madre que da! La gente indígena siempre cree en la idea de devolver tanto como se coge o se recibe de la Tierra. Había una conciencia constante de nuestra relación con la naturaleza, y que era una relación mutuamente beneficiosa, pero esto se perdió completamente con la historia científica occidental, en la cual la naturaleza se convierte sólo en un recurso para que los humanos podamos explotarla…

(…)

Cuando analizamos las religiones desérticas, digamos occidentales (Judaísmo, Islam, Cristianismo…), cuentan con un Dios externo que crea la naturaleza; y las religiones orientales, sin embargo, son autocreativas, porque la creación viene de dentro. El creador y la creación no están separados. Para mí, el concepto de autocreación es fascinante, y existe tanto en la  ciencia como en las religiones orientales.

(…)

¿cómo es la no-dualidad? Cuando tienes un dios externo y una naturaleza separada, ya tienes el sistema dual; porque la gente se identifica más con el Dios o con su creación. Cuando tienes un sistema no-dual, como las religiones orientales, siempre eres consciente de que la diferencias entre el yo y tú, forman parte de una conciencia cósmica. Hay distinción entre el uno y el otro, pero sabiendo que ambas son parte de un mismo mar. Nosotros en occidente hemos dejado la espiritualidad fuera del todo, y sólo vemos cosas relacionadas unas con otras, pero separadas.

En occidente, básicamente, nos educaron en las creencias de que el universo es no-vivo, que la conciencia es un producto emergente posterior de la evolución material, que podemos estudiar la naturaleza sin afectarla.

La ciencia oriental sin embargo dice: la materia surge de la conciencia, el universo está vivo, incluso mirar algo, ya lo cambia, lo altera, ¡porque todo está conectado!

(…)

Necesitamos una ciencia de la economía basada en la vida y en el estudio de la naturaleza, porque la ciencia occidental no lo está haciendo, funciona de manera mecanicista y se está desmoronando todo.

(…)

Si somos seres hostiles, creamos hostilidad; si tenemos paz interior, atraemos paz; si somos amorosos, atraeremos amor… Este es el cambio dentro de la persona, la posibilidad de convertirte en modelo. Los padres saben que no se puede obligar a los niños a hacer algo, si ellos no hacen de modelo… no funciona: no puedes fumar, y decirles a ellos que no fumen, porque no funciona. Ellos buscan modelos que copiar.

(…)

Necesitamos un modelo de la gente que queremos ver en el futuro, y empezar a vivir como si el futuro ya estuviera aquí, tratándonos unos a otros con amor y siendo creativos juntos, escuchándonos unos a otros las ideas, hablando de la comunidad y viendo hacia dónde va esa comunidad.

(…)

La educación es enorme. Lo primero que enseñaría a los niños es cómo funciona la vida. ¿Qué es la vida madura? ¿Qué es la vida inmadura? ¿Dónde estamos nosotros en relación con la vida? Podemos elegir el amor en lugar del miedo, podemos enseñar el amor y la meditación a los niños. Ahí empieza todo.

(…)

Ahora tenemos que intentar volver a la armonía y al sentido de pertenencia con la naturaleza; volver a esa sensación de que todas las especies y ecosistemas son importantes para el planeta. Tenemos que aprender a adaptarnos de forma no destructiva, reciclando absolutamente todo lo que producimos y sin introducir más toxinas al sistema

(…)

El término biomímesis lleva existiendo en la biología desde hace mucho tiempo. Nada en nuestro mundo humano se ha inspirado en otra cosa que no sea la naturaleza, porque la naturaleza es lo que hay. Empezamos a tejer como las arañas, a volar como los pájaros, a hacer túneles… todo está copiado de la naturaleza; los ordenadores, se supone que son una copia de nuestra mente. La pregunta es: ¿qué idea tenemos de lo que es la naturaleza a la hora de copiarla?

(…)

Los primeros microbios que tuvieron el mundo para ellos solos, durante 2 mil millones de años, crearon células cuando pasaron de la hostilidad a la cooperación, como una comunidad en la que se divide el trabajo, en la cual cada bacteria da una parte de ADN a la biblioteca, que llamamos el núcleo. La célula entera es inteligente y cooperativa y vive como sistema cooperativo. Nosotros estamos hechos de hasta 100 mil millones de células de este tipo, y todas ellas trabajan en armonía y equilibrio, no existe el paro en el sistema; no hay ningún órgano de tu cuerpo que esté explotando a otros órganos para su beneficio… Es una economía fantástica en la cual cada célula tiene 30.000 centros de reciclaje y 1.000 bancos que le dan dinero gratis. Si unas cuantas células se ponen egoístas y buscan su propio interés, a esto lo llamamos cáncer. Para ser una economía mundial que sea sana, hay que asegurarse que cada nivel, del más local al más global, estén sanos.

(…)

Me he dado cuenta de que tenemos que integrar el corazón y la mente, que el amor tiene que ser el principio motivador de todo lo que hagamos; que podamos amar y celebrar la naturaleza a la vez que la estudiamos y aprendemos de ella, para poder obtener la sabiduría necesaria para hacer nuestras vidas lo más armónicas posibles, como un ecosistema maduro, al igual que el cuerpo humano.

Fuente 1 Mentes Abiertas Fuente 2 Revista Namaste

Enlace para compartir en otras Redes Sociales: http://wp.me/p3akPp-ok

compartir facebookcompartir twitterGracias por tu lectura  :)

Puedes seguirme desde:
Mi perfil personal en Facebook, dando al botón “Seguir”
Mi perfil personal en Twitter, dando al botón “Seguir”

 

Anuncios

2 comentarios en “¿Sobreviviendo al progreso?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s