La mágia de un día cualquiera

Hoy compartiré una entrada diferente a todas las anteriores. Algo dentro de mi me ha animado a escribir la experiencia personal mágica  vivida  el día de ayer en la ciudad de Madrid.

Sucedieron cosas interesantes que me apetece compartir… Llevo un tiempo que creo estar andando hacia  aquello que algunas personas sabias e inspiradoras denominan la fuente de la vida…aquello a lo cual si nos conectamos permanentemente nos hace fluir en el camino de nuestra verdad interna… cada vez me es más familiar la palabra fluir… simplemente no me identifico con mi pensamiento, que es la herramienta que emplea el ego. Al no identificarme con el, me permite sentir la libertad…conectando con la vida, observando las señales que la vida nos va dejando…pero de este tema hablaré otro día, en otra reflexión, hoy hablaré de la experiencia vivida hoy.

El día de hoy vivido en Madrid fue increíble. Todo comenzó en metro Tribunal a las 12h del mediodía,  donde me reuní con mi querida amiga Brasileña Fernanda. Había un plan previo muy claro dos puntos marcados en el día, uno cambiar de compañía de  telefonía móvil, (de movistar a pepephone un cambio más en la vida) y otro una comida colectiva en un lugar especial. Este era un paseo que tenía ya un destino planeado pero como me dijo recientemente una amiga  “los planes no sirven de mucho pues la vida  generalmente se encarga de cambiártelos”. Por lo que pronto dio comienzo el cambio de planes, Fernanda me pregunta si nos tomamos un café…así con algo sencillo comenzó el camino  hacia un no-destino… en el transcurso del cual una chica agradable nos invitó a un té digno de innovación el cual a algunas personas le sabía a almendra dulce y a otras personas como nos sabía al sabor de una golosina, en concreto una piruleta roja de cereza…¿ estarán mis sentidos confundidos? tras este inesperado y breve té que la vida nos ofreció, iniciamos una conversación interesante con temas personales y transcendentes, Por ejemplo ¿Qué es lo que te gusta hacer en la vida?  Y así hablamos hasta que hubo de nuevo una inesperada  pausa en plena calle donde las marcas comerciales y las rebajas distraen la mente de la gente y las hace pasar desapercibidas  ante algo maravillo y gratuito que estaba aconteciendo, como es el cielo o el sol que siempre  nos acompaña y que sin ellos no estaríamos aquí pero son totalmente desapercibidos por la mayor parte de la gente… En esta ocasión era un regalo de un quinteto de músicos.

Estaban tocando el concierto de  las 4 estaciones de Vivaldi (uno de mis preferidos), pocas personas se pararon a este concierto pero así es la vida solo unos pocos se paran para conectar con la energía libre de la música que transforma las emociones del compositor, en los movimientos apasionados de los virtuosos músicos haciendo que las emociones vuelen en sonidos, para llegar a nosotros de nuevo transformándose en emociones…la belleza y el secreto de la vida se estaba manifestando…Sonó uno de mis fragmentos favoritos, que sin duda daba un poco más de calidez a una agradable mañana de invierno. El fragmento era “La estación de Verano”, entonces algo que esta dentro de mí resuena cada vez que la escucho. En aquel momento una cálida pasión me vino y quise compartir casi sin palabras con mi amiga uniéndonos más al apoyar mi brazo sobre sus hombros, la distancia entre los dos desapareció, la música  nos unía y nos invadía.  Esta canción alimenta mi espíritu…

“La música es el vino que inspira nuevas creaciones y yo soy Baco que prensa este delicioso vino para los hombres y los embriaga espiritualmente”. – Beethoven

En este momento tan agradable, desconectando del pensamiento y conectando con el momento presente… preste atención a un acompañamiento espontaneo a los músicos, un pajarito sobre un árbol aislado  acompañaba la melodía del verano con su piar… la vida es magia solo hay que pararse a sentirla y porque no… a creértela.
Con el silencio de la música reanudamos el camino que nos llevó a la gran vía, en ese momento caímos en un rio de gente donde  muchas personas caminan desconectadas de la magia, solo conectadas con su móvil, con sus problemas o con  sus pensamientos…En ocasiones te cruzabas la mirada con algunas personas que si estaban conectadas como lo estábamos nosotros y nuestras miradas eran cómplices con las suyas… la magia del día allí estaba.

Saturados por la corriente humana buscamos una salida de aquel rio de energía quizás mal encauzada… fuera de allí seguimos fluyendo libres y sin buscarlo la vida nos puso un cartel delante de nuestros ojos El café de la luz un nombre que acompañaba a la magia de la mañana….un lugar que nada más entrar sientes entrar en un hogar donde la creatividad, el estilo diverso y la cultura recycle esta bien presente. Entramos totalmente alegres y  abiertos a lo nuevo… y al momento una encantadora chica nos ofrece una carta en inglés, claro, mi apariencia la de un chico pelirrojo con barba roja…es  común a la de un idealizado irlandés pero así es la vida muchas veces lo aparente no es lo cierto… la diversidad se extiende por el mundo. Y que decir de mi amiga una brasileña con rasgos indios… que percibí por primera vez ayer… hermosa diversidad!

Llegó el momento de tomar una mesa, una que nos llevo con cierta atracción fue una que tenía  lámpara que emitía una luz roja…esa era la que nos llamaba. Sobre la lamparita, colgado en la pared había un cuadro de Amelíe Poulain, una de mis pelis favoritas y también de mi amiga…

Allí estábamos disfrutando de un descanso y de un buen té rojo y un café delicioso que acompañamos con diversas conversaciones sobre permacultura y otras historias…al rato divisamos unas estanterías de pared llenas de libros…y allí me dirigí, la curiosidad me llamó, algo podría descubrir allí, quizás alguna otra señal?.

De los libros que miré rápidamente tres me llamaron la atención uno creo recordar titulado “Como conocerte a ti mismo y a los demás”, otro de Nietzsche “el ocaso de los ídolos”  y el tercero del cual tomé nota en la típica servilleta… “Creando Utopías” cuyo autor es Javier León. Sin duda fue este último el que más me conecto…para algunos la utopía es algo imposible lo que les hace mantenerse quietos, pero para otros la utopía es como el horizonte algo grande que intentar alcanzar pero al cual nunca se llega pero si te hace caminar hacia ello. Y al avanzar simplemente disfrutar del camino, porque nunca llegaremos al horizonte, a la utopía.

120120143051

Ahora hago un salto en el tiempo hacia el futuro, para de nuevo conectar con la magia de la vida… Tras el regreso a casa de un día mágico por madrid, sentía como que necesitaba compartir lo sucedido, todo me parecía mágico…así que decidí escribir esta entrada, poco corriente en la actual forma de mi blog, pero y si esta fuera el comienzo de una nueva línea de publicaciones más enfocada en las experiencias personales? Quien sabe…

De nuevo la magia…todavía faltaba algo… como antes mencione el libro de “Creando Utopías” de Javier León, algo me hizo tomar nota de su titulo y su autor, sin duda soy una persona idealista y que cree en la utopía… y también una persona curiosa por lo que comencé a buscar información sobre el autor…me conectaba algo, más allá de creer en la utopía. De este modo me dispuse a encontrarle y fue fácil, muy fácil, tiene un blog personal llamado “Creando Utopías” tal y como se llama el libro. La magia llega cuando…descubro que este chico, Javier León está desarrollando un proyecto en Galicia llamado “Proyecto O couso”… Y la verdad es que le conocí en persona no hace mucho tiempo en una charla sobre modelos de comunidades intencionales y comunidades sostenibles, en donde dio a conocer brevemente su proyecto. Al final del evento me acerqué para hablar con el y darle mi enhorabuena por la iniciativa… y el me dio un papel publicitario del proyecto que conservé, algo muy raro en mi dado que no suelo guardar cosas salvo que estas tengan algún sentido… sea por el motivo que fuere aún lo conservaba conmigo…

Proyecto Ocouso

No se cual es su sentido pero lo primero que he hecho ha sido conectar con Javier León ….Quizás al leer esta publicación le pueda sorprender :)

Este evento sobre modelos de comunidades intencionales y sostenibles (se habló de los casos de Auroville y Los Portales) lo organizaba mi amiga Julia Ramos, que a su vez es amiga de Javier León. Curiosamente sería con Julia y con otras encantadoras personas con quienes habíamos comido hoy mismo todxs juntxs, todo estaba conectado. Por cierto aprovechando comento que Julia  esta moviendo en España una metodología de desarrollo de proyectos que igualmente guarda magia…os invito a conocerlo… y si os interesa podría organizaros una charla introductoria para los interesados :) La metodología es Dragon Dreaming, bailando con tus dragones.
Tras este salto en el tiempo volvemos a donde nos habíamos detenido… ya saliendo de “El café de la luz”.

Y así  volvimos a nuestro camino…ahora si nos dirigimos al lugar planeado volviendo a pasar por el origen ahora por un nuevo camino de regreso. Llegamos  al lugar y allí estábamos delante del local, el cual estaba cerrado, una antigua agencia de viajes de Halcón viajes con la que Pepephone colabora dando soporte físico, pero en esta ocasión, estaba cerrado el local, totalmente abandonado ya no existía lo que antes era…un nuevo cambio.

Curiosamente celebramos esta situación con un choque de manos  enérgico y alegre entre dos buenos colegas, en vez hacer un comentario pesimista y negativo…a veces damos demasiada importancia a una situación no esperada en el sentido negativo, tener expectativas sobre algo quizás no sea lo mejor, quizás vivir sin expectativas te hace más flexible ante los cambios inesperados de la vida… Allí estábamos los dos alegres…ahora de repente teníamos un nuevo plan para otro día, para encontrar un nuevo local donde realizar el cambio de compañía telefónica, adiós movistar ;)

Ahora era el momento de encontrar nuestro siguiente destino, un comedor Hare Krishna en pleno corazón del barrio madrileño de Malasaña. Allí nos reuniríamos con hermosas personas de las cuales algunxs tenemos en común un proyecto de permacultura y otrxs posiblemente pronto formarán parte del mismo…quien sabe :)

Este comedor al que nos dirigíamos se encuentra en pleno espíritu santo, así es como se llama la calle donde esta situado, es curioso como las cosas tienen un sentido. Ahora teníamos que encontrar el espíritu santo algo nada fácil, o quizás si lo era. Solo sabíamos la calle y el número…comenzamos una nueva aventura,  andar sin saber como llegar, solo contábamos con alguna intuición… no se porque…en ese momento me vino a la mente la siguiente cita que un día llego en mi vida y que ahora quería compartir con Fernanda ante un viaje en el cual antes o después nos íbamos a perder…

“Para encontrarte primero tienes que perderte”

pero así es la vida momentos en los que no necesitas un mapa sino confianza en ti mismo, y dejarte llevar y confiar en llegar. Así iniciamos un nuevo camino ahora alimentado nunca mejor dicho de una conversación basada en la comida brasileña, de la cual pronto espero disfrutar y compartir gratamente con mi amiga brasileña y todas las personas que se encuentren en ese momento.

Andando y andando llegamos a la plaza del dos de mayo, íbamos por buen camino, ya estábamos cerca, y de repente una persona peculiar vestida de color naranja y unas flores raras paso a nuestro lado…sería un hare krishna? Nos preguntamos y nos reímos jaja…

La plaza en cuestión es un nudo de calles, ahora la pregunta era cual calle elegimos?…y elegimos dejar la intuición y confiar en las personas que transitaban por allí. Un hombre de cuya cara no recuerdo, (quizás tenga sentido que tampoco me acordará de sus indicaciones…)pero al parecer mi amiga si lo entendió y fuimos para allá pero…pareció que no eran las correctas así que desandamos el camino y volvimos a intentarlo en la plaza y en esta ocasión me tocó a mi preguntar  a una abuelita que estaba sacando a su pequeño perrito.  La verdad no se porque… la mujer nos respondió con pequeñas sonrisas quizás no esperaba esa pregunta…no lo se pero me reía igualmente con ella (según Fernanda no percibió que se estuviera riendo…quizás estaba alucinando? jaja) me sentía bien y en esta ocasión esta mujer nos dio las indicaciones correctas, aunque…luego no cogimos su camino indicado sino uno paralelo que pensamos nos llevaría a la misma calle jajaja…así es la vida en ocasiones uno no la entiende, quizás no hay que entenderla siempre solo vivirla…
Y así por fin llegamos al lugar, una plaza agradable que ya reconocía y cerca de allí estaba el comedor Hare Krishna. Este comedor lo conocí gracias una amiga muy especial con quien fui a comer un día que ha pasado a la historia de mi vida personal. Ella es una persona a la que quiero mucho la conocí en Arquitectos Sin Fronteras, fue lo más importante que me llevé de esa bonita experiencia en la ONG. (Eli te mando un fuerte abrazo, estoy muy agradecido de que la vida nos conectara para siempre :)

Llegamos al comedor y todavía era muy pronto, llegamos  justo a la hora acordada 14h, pero el ritual Hare Krishna no empezaría hasta las 14.30h y la comida no comenzaría a servirse hasta las 14.45 o 15h aproximadamente. Por lo tanto Fernanda y yo nos dirigimos a la plaza cercana, y de repente vi un mensaje recibido de Julia (lo reconozco soy un desastre con el móvil y generalmente no me doy cuenta de que me llaman o me mandan un mensaje :) Ella necesitaba que la indicara la localización del comedor, asi pues tenía que devolver la llamada  o el mensaje a Julia pero tenía un problema… no tenía saldo en el móvil, y el no tenerlo en ese momento estaba justificado con el cambio de compañía telefónica que al principio mencione :) total que…Fernanda  tampoco estaba segura de que tuviera saldo así pues necesitaba encontrar un teléfono pero… ya no existen prácticamente cabinas de teléfono en la calle, hoy todo el mundo tiene un móvil o dos en sus manos y generalmente con saldo pero así es la vida…cosas inesperadas, como lo que ocurrió inmediatamente después, la magia volvió, y de repente mi móvil sonó, era mi amigo Javi que venía a la comida pero  me llamó para avisarme que llegaría tarde y entonces aproveche para darle el numero de Julia y que el pudiera indicarla el lugar. Así salvamos esa situación.

Volvimos a la tranquilidad y nos sentamos en un banco bajo débil pero cálido sol de invierno, mientras esperábamos. Y hablando y hablando hasta que justo de repente llegó una nueva sorpresa, apareció Vio, pasando delante de nosotrxs, venía también a la comida, sinceramente pensaba que no vendría al no haber tenido noticias suyas, pero de nuevo la vida y su misterio… Vio es compañera del proyecto de permacultura que estamos iniciando y al rato nos sentamos en la placita, un espacio que rompe con las calles entrecruzadas y estrechas de Malasaña. Probablemente sea uno de los lugares de malasaña donde con más claridad y extensión uno puede mirar el cielo.

Poco a poco fueron llegando todas las personas al lugar de encuentro, Julia, Fede, Javi, Marta y María.
Mientras los encuentros sucedían sucedió algo interesante, una persona con unas rompas llamativas y un cierto aura de tranquilidad pululaba entre las mesas de la terraza. En general la gente de las mesas a la que se acercaba esta persona para ofrecer sus libros se mostraba desinteresada sin embargo cuando llegó a nuestra mesa, conectamos rápidamente con él, era un creyente  Hare Krisnha y  en breve íbamos a comer a su templo, al comedor Hare al cual el pertenece.

Hare Krishna  (no es el de la historia, el cual era un señor mayor)

Así pues comenzamos el viaje para introducirnos un poco en el mundo Hare… intercambiamos un dialogo  con esta persona que dejó con confianza sus libros sobre la mesa y comenzó a hablarnos de su vida, ciertamente interesante y en mi caso escuchaba ciertas cosas que me resonaban o sencillamente similares a las que últimamente estoy viviendo. En un momento de esa conversación compartí una cita reciente que me vino a la vida recientemente…

“No atraemos lo que queremos, sino que atraemos lo que somos.”

Finalmente y aplicando el consumo colaborativo en el cual voy introduciéndome en estos momentos de mi vida, me pareció justo que entre todxs pusiéramos cada uno 1 euro para comprarle un libro el cual se titula “Bhagavad Gita- Tal como es”  del maestro Swami Prabhupada. Por lo visto un gran libro, que yo personalmente desconocía…

Baghavad-Gita

“En comparación con el Bhagavad-gita, nuestro mundo moderno y su literatura parecen débiles y triviales” – Henry D. Thoreau

“Cuando las dudas me abruman, y en mi soledad ni un rayo de luz me ilumina, busco en el Bhagavad-gita un verso que me de nuevas esperanzas” – Mahatma Gandhi

Este es un libro que pertenece a la religión Krishna, pero como tantos otros libros independientemente de su origen, como todo gran libro siempre puedes encontrar algo que ilumine algo que permanecía oculto en tu interior…Este será un libro que compartiremos entre nosotros, del cual posiblemente saquemos cada uno alguna idea o “iluminación”, quien sabe, el caso es que ese libro llegó a nuestras manos, en un día que para mi ciertamente fue mágico.

Con la despedida del Hare Krishna tomamos la decisión colectiva de levantarnos y continuar con la historia, ahora dentro del templo y comedor Hare…
Nada más entrar un ambiente cálido, pacífico y humano se sentía, todo ello adornado con los cantos del ritual hare krisóna que se estaba llevando a cabo en el templo, situado en la profundidad del sótano, un refugio. Tuvimos que dejar nuestros zapatos en la entrada para respetar la costumbre y la verdad sentirnos más cómodos y más iguales entre todxs, nos unía ir descalzos y compartir ese espacio tan enigmático y acogedor a la vez. Algo me sorprendió, hacia apenas 30 minutos antes, no había ningún zapato ni prenda colgada en el ropero, pero en ese momento…estaba prácticamente lleno, sin embargo en el espacio no se veía apenas gente…

A medida que íbamos entrando en el espacio con la música de fondo… allí nos encontramos con Mariló :) Tras el encuentro y los afectuosos abrazos de bienvenida, tuve la curiosidad de volver a bajar al templo al cual un día baje para ver el ritual. Tras tomar el primer tramo de escalera, algo me impacto… no se podía bajar al sotano, las escaleras estaban ocupadas las personas que sentadas apaciblemente escuchaban lo que allí dentro en el corazón del lugar sonaba y se hablaba. Otra cosa que me sorprendió fue que prácticamente toda la gente que estaba allí abajo era gente joven. Algo esta sucediendo sin lugar a dudas, mucha gente joven y no tan joven comienzan un viaje interior allí donde encontrar esa luz que han intentado seguir fuera de si mismos pero que como el horizonte  es difícil de alcanzar porque  quizás no nos pertenece,  y  quizás solo nos pertenecemos a nosotros mismos.

Bajamos y tomamos un escalón para sentarnos, la verdad que era complicado escuchar con claridad lo que allí dentro se hablaba, pero curiosamente  de repente una mujer rubia sentada delante de nosotros giró su cabeza hacia tras, y rápidamente reconocí a Silvia, otra de las personas que estábamos esperando encontrar en aquel lugar. Ya prácticamente estábamos todxs, éramos 10.

No llegue al final del ritual, pues me levante y volví con mis amigxs. Comenzaban a formarse las colas para pagar y recibir la comida…impresionante la cantidad de gente que había. Me encanta la diversidad y allí delante la tenía, diversidad de personas era como un pequeño mundo, formado por personas solitarias y grandes grupos como el nuestro. Personas de diferentes orígenes y con diferentes historias que le habían llegado a ese lugar, pero en todas ellas parecía brillarles  los ojos acompañados de una sonrisa y un espíritu de cordialidad.

La espera fue muy pasajera, pues la buena compañía hace siempre que el tiempo pase volando.  Llegamos a la zona de la comida y como siempre los cocineros y voluntarios agradablemente te sirven la riquísima y variada comida vegetariana, todo un manjar. Algo sucedió en ese momento, algo más que la sonrisa de la chica voluntaria que estaba allí sirviendo la comida, sin duda toda una belleza que me llamó la atención y justo sobre ella algo me  sorprendió de nuevo, allí encontré al autor del libro que hacía apenas una hora habíamos comprado colaborativamente entre todxs. Allí estaba Swami Prabhupada, cuya imagen también estaba en la contraportada del libro. Allí estaba presente de nuevo delante de mi. Allí nos miramos otra vez.

Con la comida y bebida (un té caliente riquísimo) en nuestras manos, tomamos asiento en el suelo, no tenía colchoneta pero rápidamente una chica que no conocía me prestaba su colchoneta porque ella estaba apunto de acabar de comer, pero decidí que a mi no me importaba sentarme directamente en el suelo así pues prefería que ella acabara su plato con tranquilidad, mientras yo empezaba con el mío. Al momento alguien me dio una palmadita a la espalda y allí estaba Nacho a quién no esperaba que llegará tan pronto. Sorprendentemente sin saber nada, y sin saber ellxs que se encontrarían Nacho y Maria se reconocieron, encontrándose de nuevo en la vida. Es curioso como veo cerrarse círculos a mi entorno de amigxs… Y también al rato llego Elvira, ahora si ya estábamos todxs lxs esperadxs, 12 personas. Así fue pasando las horas entre deliciosa comida y conversaciones divertidas, otras intensas en la mente y otras en el corazón. Muy agradecido la verdad de todo lo vivido, donde había momentos de intercambio con los demás y momentos de conexión con uno mismo y la propia comida, tal y como en el ambiente se vivía allí dentro.


Acabada la comida llegábamos a la mitad del día donde con el amanecer se dio el momento de las llegadas de todxs y ahora en el comienzo del atardecer llegaba el momento de las despedidas de todxs, comenzando  justamente con quien había empezado este día mágico, con Fernanda, quien dio comienzo a todo con su pregunta  ¿Nos tomamos un café? Y al rato también Julia se despidió.

Lo que sucedió posteriormente en el atardecer intentare ser ágil pues creo que me he extendido demasiado…sin lugar a dudas me gusta escribir jeje. Comenzamos un viaje hacia de nuevo un no-destino, a la pregunta de ¿Nos tomamos un té? Ahora juntxs comenzamos a caminar. De algún modo el caminar nos hacia sentir ligeros y tuvimos varias oportunidades de entrar a tomar un té pero…por unas cosas y otras la vida nos decía seguir andando y así fuimos, seguimos andando y curiosamente volvimos a la plaza donde nos encontramos todxs cerca del hare krishna. En este primer tramo ya se fueron descolgando Vio y Marta y al poco también Fede.

Comenzaba ya anochecer y como si estuviéramos andando en circulo volvíamos a dirigirnos hacia la plaza de los hare krishna, francamente parecía que tuviéramos magnetismo por el lugar. En este camino de regreso me encontré con Elena, una amiga y compañera del equipo de Ouishare Madrid,  el mundo en un pañuelo…y en  una estrecha acera nos quedamos hablando y  hablando  como si de nuevo no pasase el tiempo y nuevamente se generaban conexiones  en esta conexión entre personas que yo conocía pero que no se conocían entre si y que tenían cosas en común. Se seguían tejiendo redes en el camino.

Antes de llegar a la plaza magnética nos despedimos de María, Mariló y Elvira. Ya solo quedábamos Silvia, Nacho, Javier y yo decidimos dirigirnos hacia el origen, el kilometro cero, el centro de Madrid, la puerta del sol…el lugar desde donde despedirnos tras darnos un pequeño capricho comiéndonos unos deliciosos pasteles de la mallorquina una pastelería que en cualquier momento del día siempre esta llena de gente.

De este último tramo del camino quiero compartir unas reflexiones interesantes que desarrollamos Javier y yo compañeros de reflexiones hacia un cambio en nuestras vidas.
Me encantan estos momentos porque entre los dos comenzamos a intercambiar experiencias, aprendizajes y hablar de temas transcendentes y solemos dar con reflexiones interesantes tras largos paseos.

Estas reflexiones son las siguientes y con ellas pongo el final a esta larga entrada la cual no he podido controlar simplemente salía de mi mente recordando lo acontecido

Reflexión 1

“El objetivo de la vida de cada uno que le conecta con la fuente de la verdad y la felicidad debe de encontrarse en ese hacer que es tan natural  y necesario para nuestra vida como el respirar. Es decir nuestro Dharma o misión en la vida se encuentra en el hacer de aquello que no te cuesta hacer porque es natural en ti, es auténtico como la fuente que brota de tu interior“

Reflexión 2

“Ir a contracorriente es realmente fluir en la vida porque…seguir la corriente es seguir el camino de lo que hace la masa social. Creo que cada persona tiene una misión y no creo que esta misión en la vida sea seguir la misma corriente, la cual es dirigida por otros. Por lo tanto ir a contracorriente no es ir en contra, es fluir simplemente con tu propia y verdadera fuente que te conecta contigo y con todos los demás pues todos y cada uno tenemos nuestra fuente interior que como un manantial brota del universo, de la gran fuente, del misterio de la vida, que cuando conectas con ella, empiezas a percibir las señales que te va dejando para tu mismo decidas si fluir por la vida o sencillamente dejarte llevar por la corriente social o el pensamiento limitado de tu ego. Consiste en desapegarse del ego y dejarse llevar por la fuente que la vida nos ha dado pero que no hemos encontrado aun en nuestro interior“

Reflexión 3

“Las personas tienen que mantener relaciones de equidad, no de dependencia. Es decir no personas dependientes emocionalmente que se unen porque  una depende de la otra y viceversa, creándose un ciclo vicioso que aliena la libertad emocional de la persona. La relaciones deben de darse entre personas independientes emocionalmente que se unen para desarrollarse como personas. Las relaciones de dependencia emocional no generan desarrollo personal“

Quizás vivir sin ego, hace que cada momento de la vida sea una sorpresa o un misterio como ayer pude disfrutar. Quizás se la clave para volver al origen, para volver a la fuente de la vida, esa que comenzamos a abandonar nada más ver por primera vez la luz en el mundo. Nuestro nacimiento tras el cual las influencias externas nos moldearon, primero nuestros padres, luego nuestro colegio, luego nuestros amigos, en general la sociedad…pero quizás en algún momento de la vida,  sea el momento de regresar, despiertas y vuelves al comienzo para comenzar de nuevo.

Enlace para compartir en otras Redes Sociales: http://wp.me/p3akPp-1jH

compartir facebookcompartir twitterGracias por tu lectura  :)

Puedes seguirme desde:
Mi perfil personal en Facebook, dando al botón “Seguir”
Mi perfil personal en Twitter, dando al botón “Seguir”
Anuncios

6 comentarios en “La mágia de un día cualquiera

  1. Hola Carlos,nos encanta que nuestro local haya sido inspirador para tí.,tambien hemos disfrutado leyendo tu experiencia.Un abrazo.

  2. Gracias querido por el relato el cual me ha trasladado de repente a mi querida Malasaña y mi querido despacho en Madrid, el café de la Luz… un abrazo sentido y gracias por el guiño… Ahora te queda venirte aquí a unos días, porque la utopía sigue…

    1. Muchas gracias Javier! Lo tengo en mente, visitar el proyecto “O Couso”. Todo un ejemplo de una utopia que se esta materializando en el presente. Gracias por tu invitación! Sigamos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s