Empieza a reír más para cambiar tu vida.

Por lo general el estilo de vida en los lugares desarrollados, son demasiado acelerados, demasiado ruidosos y demasiado sobre-estimulantes, lo que nos hace caer en un flujo que si bien inicialmente creemos que nos ayudará a ganar tiempo, en realidad si no somos conscientes, nos ahogaremos en ellos perdiendo el control de nuestro propio tiempo.

Los ladrones del tiempo hoy por hoy se encuentra en cualquier lugar, haciendo que te olvides de cosas tan importantes y a la vez simples como disfrutar de un tranquilo paseo sin ningún destino solo o en buena compañía, disfrutar de un desayuno saludable mientras miras las flores que adornan tu balcón, y otras muchas experiencias que inconscientemente nos dan más de lo que pensamos. El tiempo que dedicas para ti mismo es tan importante como el que compartes con los demás. Con este panorama tan acelerado, el acto de reír como el de amar no encuentran su lugar y la felicidad parece desaparecer de nuestra vida. En esta situación somos tan vulnerables que incluso creemos que tenemos que comprarla…hoy todo se compra, pero la gente despierta no pierde el tiempo ni el dinero en ello.

El viaje a la felicidad no consiste en comprar unos billetes para un viaje lejano que tengamos que hacer, realmente no necesitamos dar ningún paso hacia algún sitio y esto no es porque tengamos todo a nuestro alcance desde la internet de nuestro smartphone. En realidad la felicidad nos acompaña muy cerca, tan cerca que va dentro de nosotrxs, si, así es. Sin embargo es algo que olvidamos en el día a día, como olvidamos también disfrutar de los buenos hábitos o simplemente dar las gracias a la vida por vivir un nuevo día, una nueva oportunidad.

Nuestra actitud ante la vida como las circunstancias y entornos que nos acompañen en la misma, son elementos que influyen en mayor o menor medida en hacer brillar u oscurecer nuestra felicidad. En ocasiones podremos cambiar esas circunstancias tomando ciertos cambios, y en otras ocasiones tendremos que adaptarnos a ellas y disponer de una actitud que nos sobreponga. En ambos casos se requiere de un estado consciente y activo, sino volverás a caer en el flujo.

Para retomar las riendas de tu tiempo y conectar con tu felicidad, es muy posible que tengas que ir más despacio, optar por un estilo de vida más “Slow” una vida más sencilla, que te conecta más contigo mismo, con la vida y la abundancia que te rodea, liberándote de muchas cosas que te atrapan en el anteriormente comentado flujo del tiempo acelerado.

Ahora bien puede que comenzar por simplificar la vida desde un punto de vista material sea más complicado, así pues empecemos por lo intangible y consustancial a nuestra esencia humana, empecemos por practicar uno de los mejores ejercicios liberadores que según numerosos estudios científicos continuamente demuestran sus efectos positivos tanto en nuestro cuerpo humano como en nuestro estado mental. Reír es un estado de liberación y de distensión que nos genera, liberando energías retenidas que no estaban fluyendo.

“Al reírnos nos desprendemos de lo que nos duele o tortura. La risa crea una distancia con nuestros propios conflictos y libera los nudos. Es como el estornudo, rápido y liberador.”

– Alejandro Jodorowsky

Según un artículo de la revista “muy interesante” habla sobre un reciente estudio de la Universidad de Loma Linda, en California, Estados Unidos, donde se demuestra que el simple acto de reír reduciría el daño de una hormona en el cerebro, la denominada “Cortisol”.

Lee Burk, uno de los expertos que estuvo a cargo del estudio antes mencionado, señaló que reír libera endorfinas y dopamina, proporcionando esa sensación placentera a nuestro cerebro. Los cambios neuroquímicos de esta envergadura funcionan de igual modo sobre nuestro sistema inmune, preparándolo de mayor forma ante eventuales enfermedades.

Entonces podemos afirmar que reír disminuye el impacto que tienen las hormonas negativas sobre nuestras neuronas, que a su vez guardan relación con la capacidad de memorizar datos y prácticas habituales. Además reír nos hace olvidar los problemas, las preocupaciones y recuperar la energía, la alegría de vivir. En definitiva nuestro cuerpo sí sabe como hacernos felices, y lo hace enviando a nuestra mente un mensaje de placer y alegría a través del mecanismo de la risa.

Ríe y serás más feliz, y si nada sucede para generar una risa espontanea, tranquilo la risa no necesita de razones. Reír es la razón. Entonces puedes ensayar tu risa, no necesitas de nada más, simplemente comienza a reírte solo, aunque parece raro, funciona, concéntrate en la respiración profunda y ponte a reír. Recomiendo que inicialmente lo hagas en soledad, pues pueden pensar que estas chiflado, pero en realidad ellos están muy equivocados, estas muy cuerdo y haces algo realmente sensato, pues lo insensato e insano es estar triste permanentemente, muchas veces sin un por qué, la tristeza como la risa también se contagia.

Reír es gratis como la mayor parte de las cosas importantes de la vida.

Aquí comparto contigo el siguiente vídeo, donde se ve que sucede cuando una persona comienza a reírse sin un por qué, sin una razón dentro de un vagón de metro. Definitivamente soy uno de esos contagiados de alegría que viajaría dentro de ese vagón.

Enlace para compartir en otras Redes Sociales: http://wp.me/p3akPp-1QI

compartir facebook  compartir twitter

Gracias por tu lectura  :)

Puedes seguirme desde:
Mi perfil personal en Facebook, dando al botón “Seguir”
Mi perfil personal en Twitter, dando al botón “Seguir”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s